barayo

Barayo es una Reserva Natural Parcial donde encontrar acantilados, dunas y playas.

El ámbito geográfico de Barayo objeto de protección comprende el tramo costero que va de la Punta de Arnao o Romanellos a la de los Aguiones, incluyendo la playa; el estuario; el complejo de dunas de Barayo; la playa de Sabugo o Playa d’Arnela; la superficie de rasa costera que delimita ambas playas; los acantilados y los islotes de Pedroña y Romanellos.

El río Barayo, límite natural de los concejos que separa, forma en su desembocadura un espectacular estuario de alto valor natural y calidad paisajística. Tras el estuario, el cauce discurre por la antigua marisma para realizar en su último tramo un brusco giro al oeste, obligado por los cordones dunares de la trasplaya, donde se conservan en buen estado las comunidades de dunas embrionarias y secundarias.

 

Rio Barayo

Foto: Geolag

Tras las dunas, el río forma meandros rodeados de juncales y cañaberales. A medida que se reduce la influencia salina del mar, las márgenes del cauce se pueblan de las especies características de la ribera: alisos y sauces que forman un frondoso bosque en galería. La existencia de zonas cenagosas permite esta excelente representación de alisedas, occidentales y pantanosas, ricas en especies típicas de la clase Phagmitetea; extremadamente escasa en la región.

Acantilados y pendientes de ladera completan este fascinante entorno, donde están, representados de forma excelente, los complejos de vegetación de acantilados típicos de la costa occidental asturiana.

Fuente: www.turismoasturias.es

Deja un comentario