cueva leyenda

La niña encantada

Erase un poderoso señor que tenía dos hijas: una estaba para casarse con un conde. Y la otra hablaba secretamente con un mozo pobre y plebeyo.

Detalles
leyenda pastor y la xana

El Pastor y el Encanto

Una vez estaba un pastorín sentado al pie de la fuente de Las Traviesas, allá en la Collada de Taranes, concejo de Ponga, vio salir por el ojo de la fuente un encanto con muchas vacas.

Detalles
delfin enjoyasturias

El pleito de los delfines

Corría el año 1616 y los pescadores de la costa asturiana, hartos de que los calderones (especie de cetáceo) les espantaran la pesca decidieron quejarse al Obispo de Oviedo.

Detalles
Bufón de Vidiago

El Bufón de Vidiago

Cuando el mar está agitado y en pleamar se producen unas impresionantes explosiones de aire y espuma, si alguna de esas gotas de agua tocase al curioso, quedaría poseído por la siguiente leyenda.

Detalles
El Pozo de Fullaricos

El Pozo de Fullaricos

En el pueblo de Ablaneda, un pueblo situado en la falda de la Sierra de Carrales, frente al cordal de Las Traviesas hay un pequeño embalse que los vecinos llaman Pozo de Fullaricos.

Detalles
El valle desterrado

El Valle del Desterrado

Cuentan los mayores que hace muchos años habitaba en Santa Eulalia de Oscos un señor para el que trabajaba un obediente criado.

Detalles
leyenda asturiana del padre ataulfo

El Ermitaño y Satanás

Erase el Padre Adulfo un ermitaño que moraba en el tronco de un árbol y tenía fama de santo en el país, por sus austeridades.

Detalles
Luarca

El Puente del Beso

Cuenta la leyenda que en la Edad Media nuestros mares cantábricos estaban poblados de una serie de flotas de piratas, las cuales tenían atemorizados a todos los pueblos costeros.

Detalles
Plaza Marques, Gijón

La Bruja de Jove

Cuenta la leyenda que en Gijón en el año 1840 una bruja convecina atacaba los hogares y las vidas de los campesinos, andaba de noche por todas las casas estando cerradas…

Detalles
Castillo de las Caldas

Castillo de Las Caldas

Cuenta la leyenda que hace tiempo vivía en Las Caldas un caballero llamado Don Rodrigo, era un gran señor, que provenía de un buen linaje.

Detalles