Bufón de VidiagoCuando en pleamar el mar está muy agitado, se producen unas impresionantes explosiones de aire y espuma de agua, si alguna de esas gotas de agua tocase a algún curioso, quedaría poseído por la leyenda del Bufón de Vidiago.

Cuentan los vecinos del lugar que hace ya muchos siglos, la bruma del amanecer, que en sus juegos producía extraños ruidos, a veces suspiros, otras veces rugidos que se atribuían al Cuélebre, atrajeron la atención de una hermosa doncella que habitaba en un castillo cerca de Vidiago. Ésta paseaba tranquilamente cerca de la costa en un día de tormenta y la bruma que producía el mar al chocar contra la costa era terriblemte alta, fuerte y atronadora. Para gran sorpresa de la muchacha, la bruma se hizo carne y se presentó como un apuesto caballero.

A ambos, dama y varón, los envolvió la locura del  amor y entrelazados, les sorprendió el padre de la muchacha, el cuál de pura rabia los lanzó al precipicio de la costa. 

Así, juntos en la eternidad, se formó el bufón de Vidiago: truenos, magia, suspiros de amor, fuego de artificio y tromba de agua que dibuja lirios en el cielo con la espuma blanquecina.

Deja un comentario