Calificada como playa natural, la playa de Buelna se caracteriza por la gran belleza y singularidad del paisaje, ya que ha sido formada a expensas de un conjunto de depresiones kársticas: como ejemplo, el enorme pináculo calcáreo que puede verse en uno de sus extremos, denominado “El Picón”. Presenta una forma de canal, de gran irregularidad. Y ocupa unos 50 metros, que se amplían a 1.000 metros en bajamar.

Se llega por una pista agrícola que parte de Buelna. Su forma de canal hace que sea muy segura en las pleamares. Si a ello se añade la proximidad al núcleo rural de Buelna y su interesante paisaje, cuajado de formas kársticas como bufones, lapiaces o dolinas, explica que, a pesar de no contar con ningún tipo de servicios o equipamientos sea muy frecuentada.

Fuente: www.llanes.com
Playa de Buelna de noche

Deja un comentario