En el parque Nacional de Los Picos de Europa, en plena naturaleza, entre montañas y bosques se encuentra el Santuario de Covadonga.

La Santina en Su Cueva, la Basílica en el cerro cueto y la  belleza del paisaje de la montaña Asturiana, hacen del  Santuario de Covadonga un lugar de visita y peregrinación obligada. En Covadonga, como en ningún otro lugar, se  funden la Fe la historia y la naturaleza.

La Cueva

El nombre de Covadonga significa Cueva de la Señora, ya que procede de la palabra latina Cova Dominica, la cual se ha ido transformando hasta llegar a esta expresión.

Primitivamente, la capilla de la Santa Cueva era de madera, hasta que en el año 1777 se produce un incendio en el cual se pierde la imagen de la Virgen, joyas, cálices y Todas las pertenencias que en ella se encontraban.

La imagen que actualmente hay, es del S.XVI y ha sido donada por el Cabildo de la Catedral de Oviedo en 1778 como compensación a la perdida de la imagen primitiva.

También en la Cueva podemos encontrar a la derecha, poco antes de la imagen de la Virgen, el sepulcro d D. Pelayo. Aunque éste fue enterrado en una parroquia cercana llamada Santa Eulalia de Abamia, posteriormente sus restos junto con los de su mujer Gaudiosa y su hermana fueron trasladados a la Santa Cueva. Un poco más escondido se encuentra también el sepulcro de D.Alfonso I y su mujer Hermelinda (hija de D. Pelayo).

La actual capilla de estilo románico que en ella se encuentra se construyo en los años cuarenta y es obra del notable arquitecto D. Luis Menendez Pidal.

También cabe destacar el antipendio y la exedra del altar que muestra una representación de la batalla de Covadonga.

Santuario de Covadonga

La Basílica

La Basílica de Covadonga se inauguró el 7 de septiembre de 1901, otorgándole el Papa León XIII esa dignidad de Basílica.

Es un monumento de estilo neorrománico construido íntegramente con caliza rosa de las inmediaciones. En el pórtico de entrada se encuentran dos bustos correspondientes a los obispos de la Sede Ovetense bajo cuyo mandato pastoral se iniciaron y finalizaron las obras.

El interior destaca por su simplicidad. Únicamente la zona de la cabecera contiene algún elemento decorativo de interés.

El altar mayor está presidido por una imagen sentada de la Virgen con el Niño, obra del escultor catalán Samsó. También en esta zona se encuentran dos grandes lienzos de la mano de los pintores Madrazo y Carducho alusivos a la Batalla de Covadonga y la proclamación de Pelayo como Rey.

La Colegiata

El edificio más antiguo del Santuario de Covadonga, de planta rectangular distribuido en torno a un patio, con una torre cuadrada, bóveda de crucería y coro. Fue construida durante los años 1.585 a 1.599, siendo Obispo D. Diego Aponte de Quiñones

En su claustro se encuentran los sepulcros de dos abades del S.XI.

También hay que destacar el retablo barroco de su Iglesia, procedente del Monasterio de Santa Maria de Valdedios.

Su interior no se puede visitar, pero se puede apreciar en el exterior su gran belleza que realzan los escudos y la fuente que adorna el patio de entrada.

www.santuariodecovadonga.com

basilica de covadonga

Deja un comentario