Desde hace unos cuantos años los tortos con picadillo han vuelto a invadir las cartas de muchos de los mejores restaurantes asturianos, algo que se degustaba hace muchos años, pero que ahora ha vuelto con más fuerza para degustar cualquier clase de paladar, porque están verdaderamente deliciosos.

Ingredientes:

  • Harina de maíz (amarilla)
  • 300 gramos de picadillo de chorizo o matanza.
  • Agua
  • Sal
  • Aceite de Oliva

 

Preparación de los tortos de maíz:

Cogemos la harina de maíz en un bol y vamos echando agua templada poco a poco y amasando. El resultado tiene que ser una masa compacta, no arenosa pero que tampoco se pegue a las manos.

Dividimos la masa en bolitas y vamos aplastando con la palma de la mano hasta que queden finas, no deben quedar muy gruesas. No tienen por qué tener una forma circular exacta, los tortos son perfectos con sus irregularidades.

A la hora de freírlos calentamos aceite abundante en una sartén.

Echamos el torto al aceite y dejamos freír hasta que se dore por ambas caras. Ponemos en un plato con un papel de cocina para que absorba el aceite.

Freír el picadillo y emplatar.

El picadillo lo freímos en una sartén sin casi aceite ya que soltará grasa ya de por sí y sino quedará demasiado aceitoso, y le echamos un poco de sal.

Receta:  Noelia  blog.cosasmolonas.com

Deja un comentario